Versión para imprimir Compartir

Nota de prensa

El deporte a nivel competitivo mejora el rendimiento académico del alumnado de 2º ciclo de secundaria

miércoles, 12 de junio de 2013 Asociación RUVID

El rendimiento académico es mejor si los jóvenes practican deporte de forma competitiva, según se desprende de las conclusiones de la tesis presentada por Ana Capdevila Seder en la Universitat Jaume I de Castellón sobre “El rendimiento académico de adolescentes de 2º ciclo de ESO: Diferencias entre deportistas y no-deportistas”, dirigida por el profesor de Didáctica de la Expresión Corporal y director del Servicio de Deportes, Carlos Hernando Domingo.

El rendimiento académico durante la adolescencia es un tema que preocupa a docentes, progenitores e investigadores. Del mismo modo, el estilo de vida sedentario está afectando cada vez más a la población infantil y adolescente, causando, entre otras, enfermedades y dolencias cardiorrespiratorias propias de la edad adulta. En la adolescencia, y en concreto durante la secundaria, el abandono deportivo se produce de forma masiva y la principal causa se centra en la falta de tiempo para compaginar deporte y estudios.

Los principales resultados de la investigación realizada por Ana Capdevila muestran que el perfil con mejor rendimiento académico corresponde a estudiantes del género femenino que estudian en centros privados o concertados y practican deporte (incluso de forma competitiva) y con padres que tienen estudios superiores y también practican deporte. Además, las conclusiones demuestran que los alumnos y las alumnas deportistas tienen mejores hábitos de estudio y dedican menos tiempo al ocio sedentario que el estudiantado no-deportista.

Otro de los resultados destacables del estudio de la profesora ayudante en el Departamento de Educación de la UJI ha sido la positiva influencia que la práctica del deporte de los progenitores tiene en el rendimiento académico de los hijos, y también en su práctica, porque cuando los padres lo practican, hay casi un 86 por ciento de hijos que también lo hacen. Del mismo modo, la familia juega un papel fundamental a la hora de facilitar que hijos e hijas puedan compaginar las tareas de estudio y deporte. Su mayor implicación en temas como el transporte, la alimentación o el descanso aumenta el rendimiento.

Los jóvenes deportistas han puntuado más alto en el test de hábitos de estudio, especialmente en aspectos como la actitud y la planificación del tiempo para el estudio (están más motivados para estudiar y tienen más claras las razones por las que lo hacen), lo que hace pensar en la importancia de organizar bien el tiempo libre cuando éste está ocupado, en gran parte, por entrenamientos y competiciones y lo rentable que resulta invertir las horas dedicadas al ocio sedentario en horas de ocio activo, demostrándose que la práctica deportiva a nivel de competición mejora el rendimiento y no interfiere en los estudios durante la adolescencia.

En el estudio han participado 313 adolescentes de 2º ciclo de ESO de centros de Castellón de la Plana, de los cuales 124 eran deportistas (con una dedicación mínima de 10 horas a la semana) y 189 no-deportistas, quienes contestaron dos cuestionarios, el CHTE sobre hábitos de estudios y el PFYTL sobre práctica física y tiempo libre. Además se administró un cuestionario a los padres y se obtuvieron las notas académicas de los participantes en la investigación.

http://youtu.be/9SrJM_bPOLM

Documentos adjuntos

  • Ana Capdevila Seder


App animated no finger Translation page link WCSJ ad eNEWS ad2 Facebook-Twitter3